Jornadas Internacionales Lasallistas por la Paz

Peace2_espQueridos Jóvenes Lasalianos:

En estos momentos en los que el Consejo Internacional de Jóvenes Lasalianos lanza su iniciativa anual el 21 de septiembre por sus Jornadas Internacionales Lasallistas por la Paz pidiendo a la comunidad lasaliana en todo el mundo orar por la paz en nuestro mundo y en nuestros corazones, la paz sigue ausente de nuestro frágil planeta.

La guerra en Siria, el terrorismo y la lucha de los conflictos civiles en varios países de todo el mundo han creado la actual crisis migratoria causando indecibles sufrimientos a millones de nuestros hermanos y hermanas. Estos deben ser el centro de nuestra oración y el foco de nuestra acción a lo largo de este año.

Una Aventura Evangélica, ése es el tema de nuestra Familia Lasaliana mundial para 2015 – 2016. El pasaje evangélico que inspira nuestro tema es la parábola del buen samaritano. Un hombre que va de Jerusalén a Jericó es atacado por los ladrones que lo desvalijan y lo golpean. Un sacerdote y un levita pasan sin ayudarlo. Pero un samaritano, un extranjero, se detiene y se preocupa por él, llevándolo a una posada donde el samaritano paga para que sea cuidado.

El Consejo General y yo invitamos a todos los Lasalianos releer esta parábola a la luz de nuestra responsabilidad personal y colectiva para responder a los pobres de nuestro medio y a los emigrantes en nuestras fronteras. Éste es un itinerario que nos obliga a aceptar su condición con la misericordia y la compasión. Es un viaje de comprensión de lo que significa ser humano en medio de un mundo que es cada vez más indiferente, en el mejor de los casos y hostil en el peor, con respecto al pobre, a la viuda, al huérfano y al extranjero que se encuentra entre nosotros.

A nivel local, los Lasalianos, incluidos ustedes, Jóvenes Lasalianos, están respondiendo con la misericordia y la compasión. Les animo a que se familiaricen y apoyen cualquier iniciativa en su Distrito. Creen también ustedes las suyas. Por encima de todo, únanse a los grupos que abogan por la paz y por el apoyo a los emigrantes. Desafíen a los líderes políticos de sus países para que se trate a todas las personas con dignidad y se construyan instrumentos de paz, no la guerra.

Como  cita el Papa Francisco en su encíclica Laudato Si’,”Hagamos que nuestro tiempo sea recordado por el despertar deun nuevo respeto hacia la vida, por la firme resolución de alcanzarla sostenibilidad, el incremento en la lucha por la justicia y la paz y por la alegre celebración de la vida”.

Sinceramente en La Salle

Brother Robert

Hermano Robert Schieler, FSC

Superior General

This post is also available in: en fr it

Share This Post