Solidaridad con Sudán del Sur

Solidaridad con Sudán del Sur

Como consecuencia de la paz firmada en 2005 ente Sudán y Sudán del Sur, la Conferencia de los obispos católicos del Sudán pidió a los Superiores Generales de Roma ayuda para dar respuesta a las necesidades esenciales en la educación, la salud y la pastoral. Tras un periodo de información preliminar nació la organización Solidaridad con Sudán del Sur. Su misión es “crear instituciones educativas, sanitarias y pastorales así como también programas que ayuden a responsabilizar a los sudaneses del sur para construir una sociedad justa y pacífica”.

Los primeros miembros de Solidaridad llegaron a Sudán del Sur en 2008. Sacerdotes, Hermanos y Hermanas de diferentes congregaciones religiosas que viven en comunidades mixtas y trabajan en colaboración, pusieron en común su creatividad, sus capacidades, sus energías y sus carismas. Actualmente, Solidaridad está compuesta por religiosos de 20 congregaciones y 16 nacionalidades diferentes trabajando en Sudán del Sur. El Hermano Pierre Ouattara, FSC, es miembro del Consejo de Administración del proyecto.

Tres Hermanos de las Escuelas Cristianas se encuentran entre aquellos que están en ese lugar de Sudán del Sur, incluido el director ejecutivo, el Hermano Bill Firman, FSC, y el director de la formación de los maestros, Hno. Denis Loft, ambos de Australia. Hay ocho miembros africanos, incluido el Hermano Joseph Alak, nativo del Sudán del Sur. Solidaridad forma maestros de escuelas primarias, enfermeras y comadronas, y ofrece programas pastorales y agrícolas. Todas las sesiones de formación se hacen en inglés.

Ayuda solicitada: voluntariado de corta duración, 2016 & 2017

De vez en cuando, Solidaridad acepta voluntarios de corta duración para trabajar al lado de los tutores “permanentes” de Solidaridad de Sudán del Sur. Existen opciones para tutores de los maestros del nivel primario, de enseñanza informática, formación de enfermeras y comadronas, programas pastorales tales como el tratamiento de traumas, y agricultura. El periodo oportuno de solicitud es el mes de enero y febrero durante los cuales la formación continua de los maestros se ofrece en diversos lugares, pero la ayuda en cualquier momento del año es siempre bien recibida, excepto en diciembre cuando los estudiantes y numerosos empleados están de vacaciones. La duración mínima del voluntariado es de dos meses, pero en circunstancias particulares, podrían realizarse permanencias más cortas.

No se exige ninguna experiencia previa como formadores de maestros o formador de enfermeras, pero los voluntarios deben estar cualificados. Las personas que dispongan de buenas competencias prácticas podrían también ayudar a mantener y desarrollar el proyecto. Los voluntarios pagan su propio pasaje para llegar a Sudán del Sur o lo hacen pagar por su congregación o su empleador. Solidaridad tomará todas las disposiciones dentro de Sudán para las comidas, el alojamiento y el trasporte gratuitos para los voluntarios. Existe un procedimiento de solicitud a ser aplicado: la obtención de un certificado médico y, para los religiosos, la aprobación de los Superiores correspondientes. Las condiciones de vida son normalmente buenas con habitaciones pero sin climatización y hará calor.

Si están interesados, pueden solicitar mayor información al Hermano Bill Firman, FSC, Director Ejecutivo, .au o visitar el sitio web de Solidarity, www.solidarityssudan.org

Hno. Bill FIRMAN
Director Ejecutivo
Fuente: RELAF Newsletter n.18
www.relaf.info

This post is also available in: en fr it

Share This Post