Hno. Boccuccia, de Solidaridad Internacional Sudán del Sur – “Entre el hambre y el Miedo ¿Qué futuro será posible?

Hno. Boccuccia, de Solidaridad Internacional Sudán del Sur – “Entre el hambre y el Miedo ¿Qué  futuro será posible?

“No es sino calma aparente   en los principales centros del país, en realidad se trata de una bomba a punto de explotar.” Escribe desde Juba el Hno. Bill Firman, de La Salle, uno de  los líderes del Proyecto de Solidaridad con Sudán del Sur desde 2007 que operan en el país, con el apoyo de más de 220 hombres y congregaciones religiosas femeninas, con 5 proyectos específicos de formación y gran futuro.

distribution of water“La gente tiene miedo y hambre. Muchos no tienen refugio, ni comida. El primo de un diácono fue ejecutado por soldados en un punto de control por la única razón de que era de la tribu nuer. La frontera con Uganda permanece cerrada. Muchos buscan escapar en vano. El aeropuerto, lleno de de gente ayer, está abierto, pero sólo para vuelos charter. La Cruz Roja, Médicos sin Fronteras y muchos otros han evacuado a su personal. Ayer veinte guardias de seguridad nacional allanó un hotel en el que había varios australianos y europeos  violaron a  varias niñas Un estadounidense que trató de ayudarles recibió un disparo en el pie. La disminución del orden público y la anarquía creciente son enormes problemas. Hay nerviosismo en otras ciudades”.

El Hno. Bill oye todavía los fusiles y ametralladoras de  los últimos días: “alrededor de nuestra casa, los cohetes en el cielo, el campus de los Combonianos en el medio de un tiroteo; alrededor de la catedral de Kator y en otros lugares. Una historia anunciada”, escribe.

Confirma esto, el Hno. Amilcare Boccuccia, de 2007-2011 director del proyecto, “un cura de Sudán me dijo hace unos años: “vamos a votar, sin duda, el referéndum, pero pasarán 100 años de guerra civil para que nos convirtamos en un pueblo. Pecados del colonialismo que utilizó etnias, ya divididas tradicionalmente, con el fin de eliminarlos y controlarlos más; y después, vino la maldición del petróleo en un país que apenas  está explorando, cuya recaudación se utiliza para aplacar a los líderes de las diferentes facciones y las personas tienen hambre de todo.” El Hno. Bill  insistió: “El proceso de paz se ha roto. Las represalias se reanudarán en otras partes del país, donde los rebeldes son más fuertes. El gobierno de Sudán del Sur está en quiebra. No paga  a los soldados ni a muchos otros empleados públicos, que terminan robando por desesperación. Y nosotros? Queremos permanecer, para seguir dando respuestas de la vida y una esperanza posible”.

dsplaced MumLa invitación a visitar el sur de Sudán dirigida a la Unión de Superiores Generales fue de un obispo, en 2006, después de la firma del tratado de paz de Naivasha que puso fin a la segunda guerra civil sudanesa. Un equipo inter-congregaciones lo estudió cuidadosamente. “Surgió la clarísima prioridad”, explica: “formación.” El Hno. Amilcare da dos áreas seleccionadas: “Educación — servicio a más de 100.000 maestros — y la salud.” Hoy en día hay 264 profesores cualificados. 175 participan actualmente en la formación de su cuarto año, 114 en la del período de dos años. Las personas involucradas en la formación de un total de 3.443 ha visto pasar a los maestros por las comunidades más distantes para ofrecer cursos de estudio. Entre los paramédicos graduados hay 70 enfermeras y 19 comadronas. En otro lugar 100. Cinco ciudades de formación del proyecto: Malakal para la educación, hacia el norte, ahora ocupada por los dinka; Wau, para el cuidado de la salud, donde las Combonianas administran el Hospital de Formación; en la frontera con el Congo, Rimenze para el adelanto de la mujer y próspero centro agrícola; y Yambio, para la formación de maestros, un aspecto cuya responsabilidad asumen los de La Salle. Además un equipo para la  pastoral  en todo el país para aliviar el trauma del conflicto y proponer nuevas vías, con una central dentro de poco a los 16 km de Juba.

Más de 5 millones de euros recogidos para apoyar el proyecto de la primera fase solo, entre 2007 y 2011. Entre los donantes, la CEI, parroquias italianas, pero también muchas personas y organizaciones en España, Irlanda, Alemania. “No hay una tradición en el pasado que haya dado a estas personas la conciencia de ser un pueblo. No podemos huir. Sólo entonces tendremos una relación de igualdad con ellos. Estamos llamados a invertir, arriesgando nuestra vida para sembrar el futuro”, dice Laura Galimberti.

Recent Solidarity Group photoSolidaridad con Sudán del Sur (SSS) es una respuesta a una invitación de la SCBC, la Conferencia Episcopal de Sudán. Avanzada anteriormente por el obispo Joseph Gasi de la diócesis de Tambora-Yambio y luego por todos los obispos del Sur de Sudán. Después de la visita de la delegación enviada por la UISG (Unión Internacional de Superiores Generales) y USG (Unión de Superiores General), en marzo de 2006, fue establecida un nueva iniciativa llamada Solidaridad con Sudán del Sur. La iniciativa cuenta actualmente con más de 260 institutos religiosos participando en el proyecto, y 31 miembros en el campo, en Sudán del Sur.

Laura Galimberti
www.lasalleitalia.net

This post is also available in: en fr it

Share This Post