Estados Unidos – “El Otro Lado”: programa de inmersión que abre los ojos y la mente de los estudiantes

Estados Unidos – “El Otro Lado”: programa de inmersión que abre los ojos y la mente de los estudiantes

Durante los días del 6 al 10 de noviembre de 2016, un grupo de estudiantes y profesores de la Escuela Secundaria Justin-Siena en Napa, California y de la Escuela Secundaria Cathedral en El Paso, Texas, completaron la edición más reciente del programa de inmersión fronteriza “El Otro Lado – El Paso”.

En la cumbre del monte Cristo Rey, perspectiva sobre la frontera

Las dos escuelas participaron en la experiencia de cuatro días, que tuvo lugar en dos lugares: El Paso y en Ciudad Juárez, México. La directora de proyecto: Lasalianos sin fronteras y la fundadora de “El Otro Lado”, Alma Mejia-García, la voluntaria lasaliana Rebecca Hulick de la Escuela Secundaria Cathedral y la coordinadora del “El Otro Lado” de la Escuela Secundaria Catedral Andrés López también participaron en la inmersión. El grupo estuvo acompañado por Dylan Corbett, director del Hope Border Institute, una organización basada en la fe que trabaja para promover la justicia y acabar con la pobreza en la frontera entre México y Estados Unidos. Corbett hizo una presentación sobre la enseñanza social católica y ayudó a los estudiantes a procesar las experiencias de la semana.

“El Otro Lado – El Paso” comenzó con una cena de bienvenida en la biblioteca de la Escuela Secundaria Catedral, seguida de una orientación sobre las fronteras de El Paso y Ciudad Juárez. Como todas las noches de la inmersión, se reservó un tiempo para la oración, la reflexión y la recreación.

El segundo día, los estudiantes asistieron a una presentación de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, seguida de un almuerzo con la comunidad de Café Mayapan, un restaurante de El Paso que es una iniciativa de La Mujer Obrera, una organización local enfocada al desarrollo comunitario y a la capacitación de las mujeres. Sus miembros hicieron una eficaz presentación sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA).

Noviembre, 2016 “El Otro Lado-El Paso” grupo

El tercer día, estudiantes y moderadores participaron en una caminata solidaria por el Monte Cristo Rey en Nuevo México, todos ellos participando en las Estaciones del Vía Crucis durante la caminata. Más tarde, ese mismo día, el grupo viajó a la Iglesia Católica de San Pío en El Paso para reunirse con el “Rico Ministry”, un grupo que atiende a menores no acompañados. Rebecca Hulick observó: “El tiempo que pasamos con los niños de Rico Ministry fue revelador. Estos niños eran considerados menores no acompañados, lo que significa que viajaron a Estados Unidos solos o con alguien que no era adulto para escapar de los horrores de su país. Con frecuencia nos olvidamos de los niños cuando hablamos de inmigración y de lo que han experimentado a una edad tan temprana”.

Los participantes regresaron a la parroquia de San Ignacio donde se alojaban (compartiendo el edificio con los refugiados de América Latina) y ayudaron a limpiar, preparar camas, arreglar ropa y servir la cena para los recién llegados. También pudieron sentarse y cenar con ellos y jugar con los niños hijos de los inmigrantes.

En el último día de la inmersión, los estudiantes y los moderadores fueron dejados en el Puente Internacional y cruzaron a Ciudad Juárez, México. Allí, fueron transportados en autobús al Centro Santa Catalina, un centro de aprendizaje para mujeres empobrecidas y sus hijos. Los participantes entablaron conocimiento sobre el sistema educativo en México y cómo los muchos niños que no tienen suficiente dinero para ir a la escuela pueden ir al Centro y recibir algún tipo de educación o tutoría. También recibieron una presentación por parte las mujeres que trabajan en la cooperativa del Centro, almorzando con ellas y comprando algunos de sus productos artesanales.

El Otro Lado participantes en la frontera U.S.-México

El grupo fue a la Promesa, una escuela de arte urbano que promueve la justicia social a través del arte, donde pudieron participar en la creación de un mural, sobre una acera, y otros proyectos artísticos. Después, los estudiantes y los moderadores caminaron por un corto tiempo por el centro de Juárez y cenaron en un restaurante local antes de regresar a San Ignacio para concluir la inmersión.

A la mañana siguiente, todos tuvieron tiempo para explorar El Paso y almorzar juntos antes de empacar y emprender su viaje de vuelta a casa, sin duda cambiados y desafiados por su experiencia fronteriza. Reflexionando sobre la semana, Hulick dijo: “El Otro Lado no sólo favorece la discusión sobre la inmigración, sino que nos recuerda los muros que ponemos para bloquear lo que no queremos ver”.

Contribuyeron con este artículo Rebecca Hulick y Andrés López.
www.delasalle.org

This post is also available in: en fr it

Share This Post