Los Jóvenes Lasallistas en Togo

Los Jóvenes Lasallistas en Togo

Difícil decir con precisión cuales son los intereses de los miembros de un grupo pero se dará a conocer por sus objetivos, objetivos comunes, de los cuales depende el funcionamiento del grupo. ¿Pero qué sería de ese grupo sin la comunicación? He ahí otro elemento que contribuye a mantener a los miembros en red y aglutinarlos en torno a su objetivo, entendiendo que la red puede favorecer el apoyo de los objetivos del grupo. Es un fenómeno difícil de evitar pero que hay que controlar, y eso se puede constatar en los diferentes grupos del movimiento de los Jóvenes Lasallistas en determinados países. El ejemplo del grupo de los Jóvenes Lasallistas de la Universidad de Lomé, en Togo, podría resultar interesante para más de uno.

 

Una comunicación de los jóvenes y para los jóvenes
La mayor parte de los Jóvenes Lasallistas han comprendido mejor los valores del movimiento después de varios años de dudar en comprometerse. Los jóvenes comprometidos han sido, mediante su cercanía, el vector de dichos valores y esto gracias a los objetivos del grupo. En efecto, objetivos tales como la vida de fe a imagen de San Juan Bautista de La Salle, la fraternidad, la ayuda mutua, la solidaridad y la misericordia, son vividos respetando reglas definidas por los mismos jóvenes. Por eso, para apoyar dichos objetivos, los jóvenes se reúnen en torno a actividades diversificadas como el intercambio sobre temas de su elección o sesiones de ayuda a las personas necesitadas. Se trata de darles una formación humana y de compartir experiencias de vida con personas mejor calificadas. Una manera de hacer visible el movimiento y de ampliar su campo de acción. Este marco del dar y del recibir cuenta también con el apoyo de los Hermanos de las Escuelas Cristianas mediante el acompañamiento moral y espiritual, lo cual favorece una relación de confianza y de proximidad entre los mismos jóvenes y entre ellos y los Hermanos

 

Una forma de establecer redes
Tras cinco años de existencia del grupo, los jóvenes reconocen que es verdaderamente importante para ellos pertenecer a un grupo, dado el espíritu de familia que reina dentro de él, la complicidad que les permite ir hacia adelante a pesar de las diferentes pertenencias, pues, recordémoslo, el grupo está constituido por antiguos alumnos de las escuelas Lasallistas de Dapaong y de Togoville. Lo que podría haber sido un obstáculo en otros ambientes constituye aquí una ventaja, pues los jóvenes tienen verdaderamente ganas de aprender mediante esta diversidad a estar a la escucha de los otros como lo expresa el proyecto de vida del grupo, y de ese modo construir relaciones duraderas. Así pues, estamos reflexionando a nuevos proyectos que podrían ser una nueva materialización de nuestro compromiso en la Misión Lasallista. Entre esos proyectos estaría el voluntariado. Este proyecto tiene éxito en otros lugares, ¿por qué no hacer la experiencia?

Nadège Lamboni, Presidente de los Jóvenes Lasallistas de Lomé

 

 

Nadège Lamboni, Présidente des Jeunes Lasalliens de Lomé

This post is also available in: en fr

Share This Post