Encuentro con la Hermana Thoa Ta, Directora del ‘Centro Hermanas de la Salle’ en Texas

Encuentro con la Hermana Thoa Ta, Directora del ‘Centro Hermanas de la Salle’ en Texas

La Congregación de las Hermanas Lasalianas fue fundada en 1966 por los Hermanos de las Escuelas Cristianas de Vietnam para ocuparse de los niños pobres y abandonados durante la guerra civil. En 1975 se establecieron en Estados Unidos y Tailandia.

Las Hermanas trabajan y se dedican al prójimo con el mismo espíritu que San Juan Bautista de la Salle confirió a los Hermanos. En Vietnam, Tailandia y Estados Unidos (Texas), las hermanas atienden niños de dos a cinco años (hasta los doce años en los EE.UU.), muchos de los cuales vienen de familias pobres (especialmente en Vietnam y Tailandia).

“En Estados Unidos, los sábados impartimos cursos de catecismo y de lengua vietnamita para los connacionales que residen allí – dice la Hermana Thoa – y hay trece Hermanas que se dedican al cuidado de niños desde que salen de la escuela hasta las seis de la tarde. También atienden los grupos Scouts Lasalle y Juventud Lasalle que participan en actividades de Voluntariado”.

“En Vietnam hay más Hermanas dedicadas a las actividades escolares y extraescolares (alrededor de 100), puesto que la comunidad es más grande allí. En Tailandia son unas seis Hermanas”.

A la pregunta sobre la situación vocacional en los Estados Unidos actualmente, la Hermana Thoa responde que es muy difícil. “A través del voluntariado estamos haciendo todo lo posible por despertar el interés de los jóvenes laicos que están comprometidos socialmente para que puedan conocer y apreciar mejor nuestro trabajo”.

“En Vietnam – continúa diciendo – la situación es mucho más simple. Hay más vocaciones y existe un programa de formación para maestros, incluso provenientes de centros no lasalianos, que les permite aprender nuestro método de enseñanza”.

Por otro lado, la reciente experiencia del huracán en Houston sacudió profundamente a la comunidad que, con la ayuda de la gente, se ha recuperado y ha logrado que las Hermanas acepten mejor la voluntad del Señor a corto plazo. “Por el momento, y probablemente durante los próximos dos años, no podremos residir en nuestra estructura, la cual necesita limpieza y restauración debido al daño que ha sufrido. Esperamos que esta devastación aquiera sentido y que logremos entender a qué estamos destinadas”.

Entrevista a cargo de Ilaria Iadeluca – Directora de Comunicación –
Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, Roma.

This post is also available in: en fr it

Share This Post