Un lasallista en el Sínodo 2021-2023

Un lasallista en el Sínodo 2021-2023

octubre 13, 2021 admin1

Durante los días 9 y 10 de octubre el Papa Francisco presidió en el Vaticano el inicio del proceso sinodal hacia la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos que tiene por lema “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión”.

Cuatro son las comisiones que se han constituido para asesorar y colaborar en este proceso sinodal que se extenderá por dos años, hasta su celebración en octubre de 2023: la comisión teológica, la comisión metodológica, la comisión de espiritualidad y la comisión de comunicación. En esta última, el Dr. Óscar Elizalde Prada, colombiano del Distrito Lasallista de Bogotá, ha sido nombrado miembro en representación de la Iglesia latinoamericana.

Óscar Elizalde es doctor en comunicación social de la Pontificia Universidad Católica do Rio Grande do Sul de Porto Alegre (Brasil), es magíster en estudios y gestión del desarrollo y licenciado en educación con especialidad en ciencias religiosas de la Universidad de La Salle de Bogotá (Colombia). Desde 2006 se encuentra vinculado al Departamento de Formación Lasallista de esta Universidad y hace parte del grupo de investigación Intersubjetividad y Educación Superior.

Desde el 2018, con la creación de la Dirección de Comunicación y Mercadeo de la Universidad de La Salle de Bogotá, vinculada a la Vicerrectoría de Promoción y Desarrollo Humano, el Dr. Elizalde asumió el rol de director, prestando también valiosas colaboraciones al Servicio de Comunicaciones del Instituto. Asimismo, a partir de 2020 fue convocado a participar en el think tank de Espiritualidad que coordina el Secretariado de Asociación del Instituto.

En su trayectoria comunicativa en la Iglesia, el Dr. Elizalde ha hecho parte del equipo editorial de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) que acompañó el Sínodo Panamazónico en 2019, es colaborador permanente del semanario español Vida Nueva y de otras publicaciones eclesiales. Fue jefe de redacción de la edición colombiana de Vida Nueva y coordinó el portal VidaNuevaDigital.com para la región andina. Asimismo ha prestado sus servicios a la Confederación Latinoamericana de Religiosos (CLAR) y es asesor de comunicación de la Confederación Interamericana de Educación Católica (CIEC) lo mismo que de la red Amerindia, a nivel continental.

A partir de 2020, en el marco del proceso de renovación y reestructuración del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), fue invitado a coordinar el grupo de reflexión de comunicación. Actualmente hace parte del Staff del CELAM como Asesor interino del Centro para la Comunicación, y ha participado en el encuentro de la Presidencia del CELAM con el Santo Padre el pasado 9 de octubre.

Caminar juntos

En diálogo con el Servicio de Comunicaciones del Instituto, el Dr. Elizalde analiza los desafíos del sínodo y sus implicaciones comunicativas:

Pregunta. ¿En qué consiste este nuevo Sínodo que se ha denominado “el Sínodo de la sinodalidad”?

A diferencia de otros sínodos recientes como el de la familia, los jóvenes o el Sínodo de la Panamazonía, este sínodo pone su mirada en un elemento esencial de la misma Iglesia, la “sinodalidad”. Sínodo significa “caminar juntos”. “Hacer sínodo significa caminar juntos en la misma dirección”, nos ha recordado el Papa Francisco en la eucaristía de apertura del 10 de octubre. Y este sínodo nos invita a hacerlo a partir de tres acentos fundamentales: la comunión, la participación y la misión.

Un sínodo para el encuentro, la escucha y el discernimiento

Pregunta. Usted ha tenido la oportunidad de participar en la apertura del Sínodo 2021-2023 y en las reuniones de las comisiones del sínodo ¿Qué balance hace de estas jornadas?

Han sido cuatro días muy intensos, profundos, de intercambios, de conocernos mutuamente, escucharnos y dialogar, a nivel de las comisiones del sínodo. Pero me quedo con los tres verbos que el Papa Francisco postuló en su homilía de la misa inaugural del proceso sinodal: encontrar, escuchar y discernir. “Estamos llamados a ser expertos en el arte del encuentro”, nos ha dicho el Papa. Pero no basta con ello, debemos escuchar sin prisa, “escuchar con el corazón”, como ha subrayado Francisco, para permitir que todos se expresen: los laicos, la vida religiosa, los sacerdotes y diáconos, y los obispos y cardenales. Todo el Pueblo de Dios, nadie se puede quedar por fuera. Finalmente, debemos estar dispuestos a discernir, porque este sínodo es un camino de discernimiento espiritual y comunitario, profundamente eclesial, acompañados de la oración y guiados por la Palabra de Dios.

Una invitación a participar

Pregunta. ¿Cómo podemos participar los lasallistas en este sínodo?

Ya contamos con un Documento Preparatorio y un Vademécum, que es una especie de manual que nos ayudará a generar dinámicas de participación. En estos instrumentos encontramos aspectos metodológicos para que todos los lasallistas, como bautizados, nos involucremos en cada una de las fases del sínodo: en nuestras diócesis, en nuestros países, en nuestros continentes. Inicialmente en las Iglesias locales, a través de las diócesis y las parroquias, se espera que un número significativo de personas respondan un sencillo cuestionario que tiene como objetivo promover una verdadera experiencia de escucha mutua, guiados por el Espíritu Santo, que personalmente aspiro a que nos permita comprender mejor los “signos de los tiempos” y nos ayude a ser una Iglesia en salida más audaz, más comprometidas con las periferias… en nuestro caso, desde el mundo de la educación y a partir de nuestro carisma lasallista. ¡No podemos dejar pasar esta oportunidad!

Dr. Oscar Elizalde, AFSC
Comisión de Comunicaciones del Sínodo de los Obispos