Declaración sobre el Día del Migrante y el Refugiado.

Declaración sobre el Día del Migrante y el Refugiado.

9 de septiembre de 2019 Alexander Gonzalez

«No se trata sólo de migrantes: se trata de nuestra humanidad….
No se trata sólo de migrantes: se trata de no excluir a nadie….
No se trata sólo de migrantes: se trata de la persona en su totalidad, de todas las personas».
Papa Francisco

Con ocasión de la «Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado» es importante reconocer que la crisis actual no es un fenómeno nuevo. Durante 105 años, desde el comienzo de la Primera Guerra Mundial en 1914, este llamamiento anual en favor de la difícil situación de los migrantes y refugiados ha exigido una respuesta. Muchos de nuestros conciudadanos que hoy se encuentran seguros en sus países, fueron alguna vez migrantes y refugiados. Asimismo, hay miembros de nuestra familia lasallista que han sido o son hoy migrantes y refugiados.

Como Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, estamos profundamente comprometidos a ayudar a los migrantes y refugiados en todo el mundo. En los diferentes rincones de nuestro Instituto, nuestros Hermanos, voluntarios y Colaboradores lasallistas han encontrado soluciones innovadoras para promover los derechos y la integración de los migrantes, partiendo del núcleo de nuestra misión: la educación.

Siguiendo este camino, acabamos de lanzar las Iniciativas Más Allá de las Fronteras, comunidades educativas ubicadas en contextos frágiles y aislados, en los cinco continentes, diseñadas para responder a las necesidades de los inmigrantes, refugiados, personas sin hogar, jóvenes desempleados y todas las personas vulnerables, especialmente niños y jóvenes que se encuentran en «las fronteras».

Por lo tanto, como Consejo General del
Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas,
DECLARAMOS QUE:      

Estamos con el Papa Francisco en la convicción de que «los migrantes y los refugiados no sólo representan un problema por resolver, sino que son hermanos y hermanas que deben ser acogidos, respetados y amados».

Apoyamos a aquellos que, debido a las alteraciones políticas, económicas, demográficas y ambientales, se ven obligados a huir de su patria en busca de seguridad para sus hijos y para vivir una vida digna.

Estamos con nuestros Hermanos, Colaboradores lasallistas, alumnos, padres y antiguos alumnos que acogen a migrantes y refugiados en sus comunidades e instituciones educativas.

Estamos con los Hermanos y Lasallistas de todo el mundo que colaboran con organizaciones locales, nacionales e internacionales que apoyan a los migrantes y refugiados.

Estamos con los Hermanos, Lasallistas, Distritos y Delegaciones que abogan públicamente por los derechos y la protección de los migrantes y refugiados.

Estamos con los Hermanos y Lasallistas que están construyendo puentes y buscando soluciones a través del diálogo y la compasión para con nuestra familia humana.

Estamos con la Iglesia, las congregaciones religiosas, los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales que desean colaborar ofreciendo formación y educación a los millones de niños y jóvenes excluidos, hoy en día, de estas oportunidades.

Invitamos a todos los Distritos, Delegaciones y comunidades locales a iniciar y/o fortalecer compromisos claros para con los migrantes y refugiados. Hacemos esto por medio de la oración, la acogida, la escucha, la colaboración activa con las organizaciones civiles y eclesiales. Apoyamos, en particular, a todos los Lasallistas que están sirviendo directamente a los migrantes y refugiados a través de su ministerio y sus compromisos personales.

Hermano Robert Schieler, FSC
Hermano Superior
y los miembros del Consejo General.

En La Salle estamos comprometidos con la humanidad.