BEATOS HERMANOS MÁRTIRES DE MADRID – Griñón

Aloisius Orentius Sola Garriga et xxi Socii, necnon Antonius Matheus Salamero

La Causa incluye 23 mártires: 21 HEC + 1 Cap. + 1 laico

En Griñón, un pueblo a pocos kilómetros de Madrid, los Hermanos siempre han tenido su casa de formación compuesta por un Aspirantado, un Noviciado y un Escolasticado. Además de estos grupos, había un pabellón reservado para los Hermanos mayores o enfermos.

Cuando el 28 de julio de 1936 la casa fue asaltada por un numeroso grupo de la F.A.I. (Federación Anarquista Ibérica) y de la C.G.T. (Confederación General de Trabajadores), sólo quedaban unos diez religiosos, ya que los demás habían conseguido llegar a Madrid antes de la llegada de los canallas.

Ordenaron a los presentes que se reunieran frente a la fachada de la capilla y, mientras lo hacían, un grupo de milicianos entró en la capilla y comenzó a destruir imágenes, muebles y objetos sagrados. Un empleado de la casa, José Gorastazu, un hombre muy piadoso y generoso, les reprochó lo que estaban haciendo.  Respondieron con balas, matando al valiente empleado en el acto. El Hermano Ángel Gregorio, que era enfermero, cuando registraron la enfermería lo confundieron con un empleado del hospital que atendía a los enfermos. Pero cuando el se dio cuenta de que iban a matar a sus Hermanos, les dijo: «Yo también soy un religioso». Le ordenaron que se pusiera en el grupo frente a la capilla. Sin más explicaciones, el jefe del grupo ordenó a un pelotón que disparara. Los Hermanos cayeron en un montón, atravesados por las balas.

Una vez terminada la masacre, volvieron a subir a los camiones en los que habían llegado. Los cuerpos permanecieron en el lugar donde habían sido asesinados. Los habitantes de Griñón quedaron consternados al enterarse de lo sucedido. Un grupo de personas del pueblo, junto con el juez que hizo la identificación, cavaron una fosa y los enterraron en la misma propiedad, con la cabeza vuelta hacia la capilla. Estos eran los Hermanos:

  1. Orencio Luis (Antonio Solá Garriga) 38 años        
  2. Hno. Adelberto Juán (Vicente Angulo García) 32 años        
  3. Hno. Alejo Andrés (Patricio Beobide Cendoya) 47 años
  4. Hno. Angel Gregorio (Germán Arribas Arribas) 41 años
  5. Hno. Aquilino Javier (Celestino Ruiz Alegre) 34 años        
  6. Hno. Arturo Joaquín (Joaquín Oliveras Pujalras) 61 años        
  7. Hno. Benjamin León (Graciliano Ortega Narganes) 31 años        
  8. Hno. Crisóstomo Albino (Lázaro Ruiz Peral) 27 años        
  9. Hno. Daciano (Juan Antonio De Bengor y Larriñaga) 54 años        
  10. Hno. Floriano Félix (Emiliano Santamaría Angulo) 37 años        
  11. Hno. Ismael Ricardo (Martín Arbé Barrón) 30 años        
  12. Hno. Javier Eliseo (Evencio Castellano López) 24 años        
  13. Hno. José Alfonso (Maximino Serrano Sáiz) 49 años        
  14. Hno. Juán Pablo (Gregorio Álvarez Fernández) 32 años        
  15. Hno. Mariano Pablo (Teodoro Pérez Gómez) 23 años        
  16. Hno. Mario Félix (Manoel José de Sousa) 75 años        
  17. Hno. Pablo de la Cruz (Saturnino Sanz Sanz) 57 años        
  18. Hno. Sinfronio (Manuel Miguel Sánchez) 60 años        
  19. Hno. Sixto Andrés (Andrés Merino Báscones) 61 años        
  20. Rev. Antonio Mateo Salamero (capillán) 72 años        
  21. Sig. José Gorostazu Labayen (laico)  29 años        

Iter de la Causa

Esta Causa incluía originalmente a 88 Siervos de Dios. En 1990 se separaron 65 miembros de la Orden de los Agustinos y así quedaron 23.

La fase diocesana tuvo lugar en Madrid entre 1950 y 1954. Se escucharon 81 testigos. También hubo un Proceso Rogatorio en Málaga. 

27 de noviembre de 1991: Decreto de validez del Proceso Diocesano.

19 de diciembre de 2011: Decreto super martyrio, que, sin embargo, pospuso dos de ellos a un Decreto posterior porque era necesario investigar más.

27/10/2013: Beatificación (junto con otros, para un total de 506 mártires)       

Memoria litúrgica: 6 de noviembre