image_pdfPDFimage_printPRINT

El 25 de marzo de 2022, solemnidad de la Anunciación, las Hermanas Linda Augustin, Nerlande Jea-Pierre y Majorie Jean Pierre emitieron sus votos perpetuos. Son las primeras Hermanas de un nuevo Instituto en Haití.

La celebración tuvo lugar en la parroquia de Nuestra Señora de Lourdes en Chansole, presidida por Charles Peters Barthélus, Obispo de la Diócesis de Port-de-Paix y, por el Hermano Hermann Austinvil, FSC, en nombre de los Hermanos Visitadores del Distrito Antillas-México Sur.

Las Hermanas estuvieron acompañadas por su comunidad, numerosos Hermanos del Sector de Haití, 22 sacerdotes junto con el Vicario General, 7 comunidades religiosas de otras congregaciones y autoridades civiles y políticas, demostrando el gran aprecio por la labor realizada por las Hermanas.

Durante la celebración se leyó una carta de felicitación, agradecimiento y ánimo por parte del Consejero General para las Vocaciones y la Familia Lasaliana, el Hermano Rafa Matas, que siempre ha apoyado a la nueva comunidad.

Deseamos y esperamos que otras Hermanas se animen a seguir el mismo proceso vocacional.

Los Hermanos de las Escuelas Cristianas fundaron dos institutos religiosos femeninos: la Congregación de las Hermanas de La Salle, Distrito de Vietnam, en 1966. Fue reconocida oficialmente por la Santa Sede en 2002 bajo la Archidiócesis de Saigón, Vietnam. Hoy, además de en Vietnam, están presentes en Tailandia, Estados Unidos, Australia y Camboya. La misión de las Hermanas de La Salle es similar a la de los Hermanos, procurar educación humana y cristiana a los jóvenes, especialmente a los pobres.
En 1944, el Instituto de las Hermanas Guadalupanas de La Salle fue fundado en la Ciudad de México por el lasaliano Juan Fromental Cayroche. La formación de las primeras aspirantes corrió a cargo de las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción: la primera profesión de votos tuvo lugar el 19 de marzo de 1948. La congregación recibió el reconocimiento como instituto de derecho pontificio el 10 de abril de 1976. Las Hermanas se dedican a la educación y a la formación cristiana de los jóvenes, al apostolado parroquial y al servicio doméstico en los seminarios y colegios eclesiásticos. También están presentes en América (Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú, Estados Unidos de América), en Europa (Francia, Italia), en Filipinas y en Madagascar; la Casa Generalicia está en Ciudad de México.